Accediendo al panel

El build to rent (BTR) es tendencia en España. El desarrollo de promociones residenciales destinadas a inquilinos en vez de a compradores ha ganado terreno en los últimos años. Según un estudio de Atlas Real Estate Analytics, en la década que va del 2010 al 2020, la inversión en residencial de alquiler ha pasado a representar el 16% del total de la inversión inmobiliaria en España al 27%. Este producto es muy versátil, ya que puede orientarse a públicos más allá del arrendamiento tradicional, como las residencias de estudiantes, el coliving y o el senior living. Para las promotoras, los operadores especializados en alquiler son un cliente objetivo, sobre todo, si se cuenta con el músculo suficiente para edificar proyectos llave en mano que se distingan por su calidad. Estas son las razones que, desde CIVISLEND, pensamos que van a fomentar su éxito.

Porque permite a las promotoras diversificar su negocio

El modelo clásico de promoción ha estado enfocado siempre a la propiedad. Los nuevos desarrollos se han encaminado tradicionalmente al build to sell (BTS), ya fuera hacia clientes finales con intención de residir o a pequeños inversores con el objetivo de rentabilizar la vivienda en alquiler. Sin embargo, este nuevo enfoque permite abrirse a las promotoras a una línea de negocio que, bien pueden explotar de forma propia creando una división especializada o proyectando ad hoc para una gestora concreta.

Porque el alquiler es una tendencia en auge

Somos uno de los países donde la cultura de la propiedad está más arraiga, pero esto está empezando a cambiar. Por un lado, la inestabilidad laboral dificulta la tarea de ahorrar la parte no financiada por el banco, constituyéndose como uno de los principales obstáculos hacia la compra. Este hecho traslada al alquiler de forma temporal a muchas personas en espera de reunir las condiciones financieras y la solvencia deseadas. Pero no solo existe un factor económico. Hay personas que están profundamente convencidas de que el alquiler es un estilo de vida plenamente válido. Según Aedas Homes, uno de cada tres españoles ya ve el alquiler como una opción para toda la vida.

Igualmente, esta tendencia creciente hacia el alquiler no solo tiene lugar en grandes capitales, sino también en otras ciudades que no son de primera línea. Hablamos de enclaves donde existe un nutrido grupo de potenciales inquilinos, desde personas que no quieren abandonar su provincia por diversos motivos hasta teletrabajadores y emprendedores que quieren huir de los núcleos urbanos. Así, aunque Madrid y Barcelona son los puntos clave de este modelo, otras localizaciones, como Valencia, Sevilla o Málaga, van colándose en los planes de negocio de muchas promotoras de BTR.

Porque contribuye a elevar la oferta de alquiler

El parque residencial en alquiler España adolece de una escasez histórica. Los cálculos más recientes apuntan a que en España se necesitan más de un millón de viviendas para satisfacer la demanda de la población con dificultades para acceder a un hogar. La suma de la promoción pública y privada de BTR prevé la entrada de 90.180 viviendas hasta 2028, según el citado informe de Atlas Real Estate Analytics, No obstante, estas previsiones podrían verse corregidas debido a la puesta en marcha de la nueva Ley de Vivienda. La consultora EY, que pronosticó la promoción de 504.000 viviendas hasta 2025, de las cuales 28.000 serían proyectoss BTR, ajustó sus perspectivas un 30%, dejando el total en 18.000. Sin duda, es vital que desaparezca la incertidumbre e impere el consenso, pues solo de este modo la brecha entre oferta y demanda podrá ir estrechándose.

Porque ayudaría a regular los precios del alquiler

Como consecuencia de una mayor oferta disponible, se lograría satisfacer a la demanda y, por lo tanto, se eliminaría la presión en los precios. Un mercado en alquiler equilibrado es un mercado en alquiler autorregulado. Hemos sido testigos de un sobrecalentamiento en las rentas sin precedentes. Este encarecimiento ha expulsado a muchos inquilinos, incapaces de hacer frente a las mensualidades, al margen del grave problema social que llevan aparejados los desahucios por impago. Cuando un operador es dueño de varias fincas compuestas por varios activos en alquiler en diferentes ubicaciones, es posible jugar con un intervalo de precios más amplio en función de parámetros como el perfil del inquilino.

Porque impulsa la profesionalización del alquiler

Más del 95% de las viviendas en alquiler en España está en manos de particulares, dejando apenas un 4% para los gestores especializados. Vivir de las rentas gracias los ingresos pasivos que genera el alquiler es un opción más que válida, pero la gestión de estos inmuebles por parte de los pequeños propietarios no es en general la más adecuada. El modelo está en el punto de mira de muchos inversores, que conciben el sector multifamily como una oportunidad de obtener ingresos recurrentes muy atractivos. En este sentido, una gestión profesional es capaz de ofrecer servicios diferenciales, que van más allá del simple pago por uso. De este modo, el inquilino podría tener incluido en su contrato el mantenimiento puntual tanto del interior de la vivienda como de las zonas comunes, además de repercutir en la mensualidad de forma centralizada un variado catálogo de extras, desde los suministros básicos hasta la suscripción a plataformas en streaming.

Porque se promoverían viviendas de calidad

Una vivienda nueva en alquiler no deja de ser una vivienda nueva, lo que necesariamente lleva implícito una mayor calidad del inmueble. Los recurrentes problemas de habitabilidad que acarrea el actual inventario en arrendamiento, repleto de pisos antiguos y mal conservados, quedarían atrás en virtud de una oferta alineada con la sostenibilidad y la tecnología. El inquilino valora cada vez más la posibilidad de vivir en una casa conectada, segura y energéticamente eficiente, características que son de complicada aplicación en las viviendas ya construidas de cierta antigüedad. De hecho, son escasos los particulares que se preocupan por la mejora continua de sus propiedades, limitándose a realizar pequeñas actualizaciones meramente estéticas. Además, con el BTR se da relevancia a nuevas metodologías constructivas, como la industrialización, que permite acortar los plazos y entregar un producto final rentable y bien acabado.

CIVISLEND se erige como uno de socios estratégicos más sólidos a la hora de financiar proyectos residenciales en alquiler. Los promotores encuentran en esta plataforma una aliado alternativo para desarrollar BTR.

Registrarme