Protagonistas de la disrupción en el sector inmobiliario

El sector inmobiliario es percibido normalmente como uno de los más tradicionales. Sin embargo, durante los últimos años el uso incipiente de la tecnología ha traído consigo diversas mecánicas y actores que están transformando y dotando de dinamismo al sector.

Una de las dinámicas que ha ido cobrando protagonismo es invertir de forma digital gracias al crowdfunding inmobiliario, basado en agrupar a los pequeños inversores para que colectivamente puedan afrontar la inversión que supone un inmueble o activo inmobiliario. Pero el crowdfunding no es el único producto financiero disponible en el mundo inmobiliario. Prueba de ello es la innovadora tendencia presente en el ámbito de la financiación: el crowlending.

El crowdlending se trata de un tipo de financiación alternativa en la que participan, por una parte, inversores que desean obtener una mayor rentabilidad por sus ahorros, y por otra, empresas que buscan fondos para la financiación de nuevos proyectos.

Este nuevo tipo de financiación está demostrando ser muy ventajoso en varios aspectos. En primer lugar, proporciona una mayor rentabilidad a los inversores, ya que los proyectos en los que invierten sus ahorros ofrecen un tipo de interés mucho más competitivo para el inversor que el que ofrecen otras formas más conservadoras, como los depósitos.

Otro de los puntos fuertes del crowdlending es la posibilidad que tienen los inversores de planificar y diversificar sus fondos, convirtiendo a este tipo de financiación en una alternativa muy económica y fácil de poner en práctica. Finalmente, el crowdlending está afectando positivamente a la actividad económica dado que está provocando la creación de un tejido empresarial más fuerte, en el que los ciudadanos pueden participar más fácilmente.

Uno de los referentes de crowdlending más importantes en España es CIVISLEND, plataforma de financiación participativa enfocada en el sector inmobiliario. Gracias a ella, cualquier promotor puede publicar su proyecto en el marketplace tras un estudio preliminar y otro de viabilidad. Así de sencillo es acceder a una fuente de financiación alternativa a la banca tradicional.

Esas serían las principales formas de captación de fondos que ha impulsado la transformación digital. Pero la innovación no solo ha introducido nuevos métodos de inversión en el mercado, sino también nuevos actores que están consolidando cada vez más su presencia en el sector inmobiliario.

Según el último mapa Proptech de Finnovating, actualmente existen 334 Proptech en España. Dentro de estas nuevas y tecnológicas empresas inmobiliarias, destaca la revolucionaria presencia de los iBuyers (instant Buyers), cuyo modelo de negocio se basa en utilizar la tecnología para hacer una oferta por una casa en el instante.

En este sentido, sobresale el iBuyer de referencia en España: Tiko. Este iBuyer es el único en operar las provincias españolas de Madrid, Barcelona, Málaga y Sevilla. Gracias a un algoritmo de valoración propio, Tiko es capaz de hacer una oferta sin coste a los propietarios que quieren vender su piso rápido, concretamente en tan solo 24 horas.

Una vez aceptada la oferta, se realiza una inspección técnica para comprobar el estado de la vivienda y, cuando el propietario desee, se firma la venta ante notario, momento en el que la empresa entrega el importe completo de la casa. Además, Tiko se hace cargo del papeleo, siendo una opción muy cómoda para los clientes.

En definitiva, tanto el éxito de financiación crowdlending como el gran impacto producido por los iBuyers, demuestran que cada vez más usuarios demandan que los valores de compromiso, flexibilidad e inmediatez se encuentren presentes en el mercado inmobiliario.

Registrarme
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies