Tendencias crowdlending: impact investing

La inversión de impacto o impact investing es definida como aquella inversión, ya sea destinada a empresas u organizaciones, que busca generar un impacto positivo en la sociedad más allá de la rentabilidad puramente financiera.

Los beneficios que reportan estas inversiones no solo se miden en términos económicos, es decir, no se trata únicamente de la obtención de un interés por los fondos invertidos. El inversor es consciente de que su préstamo sirve para financiar proyectos que fortalecen el tejido empresarial y social.

Impacto social y ambiental

La sostenibilidad y la escasez de recursos han fomentado la reflexión sobre el impacto social y ambiental de las inversiones. El crowdlending es una alternativa de inversión que tiene muy en cuenta la economía real, dado que su finalidad es ayudar a compañías emergentes centradas en la innovación y en el desarrollo de soluciones que mejoran la sociedad.

En su vertiente inmobiliaria, el crowdlending pone el foco en proyectos de obra nueva o de rehabilitación que ayudan a la expansión sostenible de las ciudades. Son iniciativas que han demostrado su viabilidad y que son necesarios para la formación de hogares.

Por otro lado, el crowdlending inmobiliario es entendido como una inversión con impacto cuando las promotoras han demostrado su compromiso con el medio ambiente, planificando desarrollos caracterizados por su alta eficiencia energética en los que, por ejemplo, prima el uso de sistemas de climatización alimentados por energías renovables.

Tendencias crowdlending: impact investing o inversión de impacto - Civislend

Crowdlending y obra nueva

El grado de concienciación que han ido adquiriendo los inversores en los últimos años ha sido fundamental para la extensión del fenómeno de la inversión de impacto a nivel global. Así, se ha ido afianzando la necesidad de alinear la rentabilidad obtenida con las consecuencias sociales y ambientales que tienen los productos a los que el inversor destina sus fondos. Aunque no se trate del activo principal de su cartera, el inversor lo tiene en cuenta para diversificar sus ahorros dirigidos a la financiación proyectos de crowdlending.

En el apartado social, y teniendo en cuenta el problema de accesibilidad a la vivienda que actualmente existe en España, ayudar a los promotores a comprar suelo supone un enorme impulso para la obra nueva. Al crecer la oferta disponible, el mercado tiende a regularse y a bajar los precios.

Alentar las viviendas de nueva construcción en las ciudades donde la subida de las mensualidades ha puesto en serias dificultades a muchas familias resulta fundamental, más aún en un momento en el que el propio Gobierno se plantea la limitación de las rentas de alquiler en ciertas zonas.

Economía real

La inversión de impacto en el sector inmobiliario es una filosofía incipiente, pero tiene por delante un recorrido muy prometedor. Según el ‘Informe anual del crowdfunding en España 2017’ promovido por Universo Crowdfunding, esta tendencia atrajo 77.000 millones de dólares en 2015 y 114.000 en 2016, creciendo un 48%, tal y como recogen los datos de GIIN Report.

Esta fórmula, en la que los rendimientos deben ir acompañados de resultados positivos en la economía real, promueve un tipo de inversión responsable en la que se identifican y da prioridad a las oportunidades que buscan la excelencia a largo plazo.

¿Te ha parecido interesante el tema? Si quieres conocer los proyectos inmobiliarios que actualmente están buscando financiación accede al marketplace de  CIVISLEND.

Registrarme
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies