7 consejos para tener una buena cartera de crowdlending

El inversor que comienza a dar sus primeros pasos dentro del crowdlending puede sentirse algo apabullado al principio debido a la gran cantidad de información que circula en Internet acerca de cómo funciona la financiación alternativa. En ocasiones, las supuestas sugerencias sobre cuánto y dónde invertir resultan confusas y contradictorias. Acertar no es una cuestión de azar, sino que hay que dedicar tiempo para trabajar tanto desde dentro, tratando de encontrar el nivel de riesgo con el que nos sentimos cómodos operando; como hacia fuera, tomándonos tiempo para conocer en detalle las plataformas y los proyectos. Estos sencillos consejos elaborados por CIVISLEND te resultarán útiles:

  1. Define un presupuesto

La recomendación general es no destinar más del 10% de tus ahorros a este modelo de negocio. Muchas inversiones implican el bloqueo del dinero invertido durante a largo plazo, por lo que es esencial contar con un colchón financiero que te respalde en caso de que surja alguna urgencia y así evitar tener que recuperar esos fondos comprometidos.

  1. Descubre las plataformas

Aunque comparten rasgos comunes, cada una de ellas tiene sus particularidades. La mejor forma de saber cuáles son las que te hacen sentir más cómodo es dedicar tiempo a navegar por ellas, ver cómo funcionan, cómo analizan el riesgo, si aplican comisiones, si exigen una aportación mínima, etc. De hecho, una buena idea sería escoger dos o tres en vez de focalizarse solo en una.

  1. Analiza las operaciones

No solo debes conocer el proyecto, sino la empresa que solicita la financiación para ponerlo en marcha. Cuanto mejores sean las credenciales mayor será la garantía de pago, pero la seguridad absoluta no existe. Hay expertos que recomiendan destinar siempre la misma cantidad a cada proyecto y así diversificar el riesgo.

  1. Estudia el rating

No todas las plataformas otorgan una calificación de riesgo a los proyectos, así que es una buena manera de cuáles elegir. En CIVISLEND, por ejemplo, este riesgo puede ser mínimo (A y A+), medio (B y B+) y moderado (C y C+). El perfil de inversor más conservador apostará por préstamos A, mientras que el agresivo se decantará por los préstamos C. Una cartera equilibrada tiene de todo para ser más eficiente.

  1. Estudia el rating

No descuides tus inversiones. No se trata de escoger un presupuesto, asignarlo a unos proyectos y esperar sentado a que lleguen los intereses. Para mantener una buena rentabilidad, es necesario estar pendiente de que los pagos se hacen en tiempo y forma, con el fin de reinvertir los beneficios en nuevos préstamos, y así mantener tu cartera en plena forma.

  1. Sé consciente del riesgo

El crowdlending no es un producto de renta fija. Aunque lo mejor sería que los préstamos se vayan devolviendo sin incidencias, y así es como las plataformas ponen el énfasis en el análisis de riesgo, debes contar que se pudieran producir posibles retrasos o impagos en algún momento, por muchas precauciones que se hayan tomado. Precisamente, para compensar lo que se deja de ingresar por un lado la cartera deber ser variada. No obstante, las plataformas tienen mecanismo para activar procesos de recobros y solucionar problemas que pudieran surgir.

Registrarme
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies