Recientemente, conocimos la estadística de visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España a cierre de 2017. Según el Ministerio de Fomento, se alcanzó la cifra de 80.786 unidades de este tipo de licencias el año pasado, lo que supuso un incremento de 26,1% frente a 2016, cuando esta clase de visados se situó en las 64.038 unidades.

La preocupación por la pensiones está de plena actualidad. En pleno debate sobre los problemas que rodean al sistema público que las gestiona, surgen voces que opinan acerca de cuál es el mejor modo de calcular su revalorización.

El artículo 52 de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial deja constancia de las prohibiciones a las que están sujetas las plataformas de financiación participativa (PFP) dentro de su régimen jurídico. Entre ellas, hoy vamos a destacar la que niega la posibilidad de que estas puedan “realizar recomendaciones personalizadas a los inversores sobre los proyectos de financiación participativa”.

Además de apoyar a la economía real por medio de los préstamos a empresas, el crowdlending también colabora en el crecimiento del empleo. El fintech es un campo joven en pleno desarrollo que necesita de trabajadores de varios perfiles para seguir expandiéndose. Es un hecho que las Plataformas de Financiación Participativa (PFP) demandan profesionales capaces de comprometerse con el proyecto y con ganas de alcanzar todo su potencial y demostrar su talento.

Antes de comenzar a operar en el entorno de las plataformas dedicadas al crowdlending, hay que fijarse unos objetivos. A la hora de plasmarlos, S.M.A.R.T. es un acrónimo que puede ayudarnos. Se trata de una regla mnemoténica acuñada por George T. Doran a principios de los años 80.

Además de ser un producto de inversión capaz de generar una rentabilidad muy interesante, el crowdlending cumple una función social que no puede desligarse de su carácter puramente financiero. Las empresas que apuestan por esta vía de financiación alternativa dan a conocer sus proyectos a los ciudadanos de a pie. Se trata de particulares anónimos, es decir, personas normales y no grandes fortunas.

Dentro del crowdlending, alinearse conforme a una serie de valores éticos es fundamental, dado que de lo contrario se estaría actuando de mala fe y traicionando la confianza de todos los participantes, tanto de promotores como de inversores. La ética profesional es, por tanto, un pilar primordial que debe regir las relaciones entre plataformas y usuarios.

7 consejos para tener una buena cartera de crowdlending

El inversor que comienza a dar sus primeros pasos dentro del crowdlending puede sentirse algo apabullado al principio debido a la gran cantidad de información que circula en Internet acerca de cómo funciona la financiación alternativa. En ocasiones, las supuestas sugerencias sobre cuánto y dónde invertir resultan confusas y contradictorias.

5 razones por las que crowdlending tendrá éxito en 2018

Las perspectivas de cara al próximo año son realmente optimistas, algo que no solo refrenda la opinión de un nutrido grupo de expertos, sino que ha quedado reflejado en informes elaborados por reputadas universidades y firmas de consultoría de dilatada trayectoria. En CIVISLEND también apostamos por un 2018 con el crowdlending como protagonista, y estas serían las razones.

El fintech es un sector en pleno crecimiento en España. Su potencial ha quedado demostrado gracias a la gran cantidad de empresas que se basan en su negocio en este mercado. Pero, ¿qué ocurre con el cliente final? ¿Qué grado de implicación tiene el usuario de Internet con estas compañías?

Registrarme
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies