La palabra fintech deriva de la unión de dos palabras: finanzas (finance) y tecnología (technology). Cuando se empezó a hablar de empresas fintech en España, se trataba de compañías de reciente creación, generalmente startups. Las primeras empresas de fintech en España lograron preparar el terreno para las que vinieron después. Las expectativas de crecimiento son enormes. 

La preocupación por la pensiones está de plena actualidad. La reforma por parte del Gobierno se ha materializado en forma de anteproyecto y entrará en vigor a comienzos de 2022. Con este panorama, son muchas las dudas que asaltan a los trabajadores en activo, que no saben a cuánto ascenderá su paga mensual una vez dejen sus empleos. Afortunadamente, se está perdiendo el miedo al crowdlending.

La inversión en crowdlending genera rentabilidades muy atractivas, pero es esencial ser consciente de las pérdidas que podrían producirse. Detrás de una plataforma de financiación participativa (PFP) debidamente autorizada, siempre hay profesionales que evalúan los proyectos para determinar su nivel de riesgo gracias al big data.

La financiación colectiva atiende a diferentes tipos. La clasificación de crowdfunding más aceptada es la que expone cuatro variantes fundamentales. La elección de una u otra depende del conocimiento financiero y la experiencia que se posean, así como de la rentabilidad que se espera obtener. En este post encontrarás las características que definen a cada uno, así como el nombre original en inglés, con el fin de evitar confusiones cuando visites nuestra plataforma o cualquier otra.

Ahorrar es una práctica muy asentada en España, pero la inflación es la gran enemiga del dinero improductivo. La inversión en crowdlending se constituye como una herramienta óptima para plantarle cara a la pérdida de poder adquisitivo.

Las plataformas de financiación participativa todavía tienen por delante importantes desafíos cuya superación influirá en su consolidación como herramienta de inversión, dejando atrás poco a poco la etiqueta de alternativa.

CIVISLEND basa u actividad en la publicación de oportunidades dentro de un marketplace de crowdlending inmobiliario. De este modo, muestra al inversor un catálogo de proyectos relacionados con la obra nueva que se describen de forma pormenorizada. Esta información es esencial para que el inversor tome decisiones basadas en datos objetivos.

El crowdlending permite que las empresas reduzcan su dependencia hacia las fuentes de financiación tradicionales, lo que hace que su solvencia no se vea comprometida a un único acreedor y evita la vulnerabilidad de sus finanzas. La financiación diversificada por medio del crowdlending es la respuesta lógica a un entorno de contención crediticia por parte de la banca.

La publicación del reglamento europeo sobre crowdfunding responde a la determinación de un marco geográfico más extenso para la operativa de las plataformas, una aspecto fundamental para que el crowdlending amplíe su público y se asiente definitivamente como una alternativa de inversión sólida.

A los nacidos entre los años 1981 y 1995 se les llama millenials. Era de esperar que una generación nacida en plena explosión digital fuera la gran defensora de las nuevas tecnologías. Han demostrado ser consumidores exigentes, que utilizan Internet como principal fuente de búsqueda de información. Ahora que los millennials cumplen 40 años vemos que su relación con el crowdlending se consolida.

Registrarme