La financiación alternativa en el sector inmobiliario lleva varios años operando en España. Este mercado comienza a desarrollarse en nuestro país proyectando liquidez para que empresas promotoras pongan en marcha sus proyectos residenciales. Estas fórmulas de financiación diversas atraen a los profesionales inmobiliarios canalizando el ahorro de inversores particulares que pueden ser personas físicas o jurídicas. ¿Podrán llegar a sustituir a la financiación bancaria tradicional?

Ver noticia completa

Registrarme
Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Ver política de cookies