Accediendo al panel

“La inversión es una necesidad más que una opción hoy en día para protegernos de la inflación”

Jesús Arias es la cara visible de TodoCrowdlending, una web en la que comparte sus conocimientos financieros con la comunidad inversora y desvela algún que otro secreto para conseguir elevar el ahorro a otro nivel. Desde CIVISLEND hemos querido entrevistarle para conocer su experiencia con las plataformas de financiación participativa, herramientas que colaboran en el logro de ingresos y que Arias conoce muy bien, por lo que sus opiniones resultan de gran utilidad para conocer nuestro perfil de riesgo o lograr una cartera diversificada.

¿Crees que invertir en crowdlending es una buena forma de lograr la independencia financiera?

Sí, en mi opinión el crowdlending puede ser una buena herramienta para ayudarnos a alcanzar la independencia financiera en el marco de una cartera de inversión saludable y diversificada. Además, algunas de sus características particulares como las mínimas barreras de entrada que presenta o el cobro de rendimientos periódicos ayudan a crear hábito y mantener esa férrea disciplina que necesita un inversor en pos de su independencia o libertad financiera.

En cualquier caso, como inversor, creo que más importante incluso que la elección de las “herramientas” o instrumentos de inversión es esforzarnos primero en cultivar y desarrollar esa actitud, esa perseverancia y esa decisión consciente de enfocar nuestra vida hacia ser financieramente independientes (o libres).

¿Es un buen momento para apostar por el crowdlending inmobiliario?

A título personal, creo sinceramente que sí… Por una parte llevo viendo desde hace meses una clara tendencia al alza del interés por parte de la comunidad inversora en las inversiones crowd inmobiliarias, que están pasando de ser poco menos que una rara avis en muchas carteras de inversión crowd a un elemento integral significativo dentro de las mismas… Y por otra parte creo que el “comienzo del fin” de la pandemia está abriendo numerosas oportunidades de inversión muy interesantes en este terreno que plataformas especializadas como CIVISLEND acertadamente están detectando, filtrando y acercándolas a nosotros como inversores.

¿Crees que es posible identificar el momento en el que hay que pasar de ser ahorrador a ser inversor?

Sí, el momento es… ¡¡YA!! No, en serio, al final depende de cada uno de nosotros, de nuestros objetivos y nuestro perfil inversor… Pero, aunque la condición de ahorrador es un paso previo necesario, la verdad es que no concibo quedarse simplemente en este nivel.

Creo que la inversión es una necesidad más que una opción hoy en día para protegernos de la inflación y tratar de minimizar nuestra dependencia financiera. No se trata de hacerse ricos de la noche a la mañana… Al contrario, es una carrera de largo plazo, pero cuanto antes se empiece será infinitamente mejor. Dicho esto, cada inversor es un mundo, y lo que está claro es que lo primero de todo es conocerse a uno mismo y tener más cabeza que prisa para tomar las decisiones adecuadas.

¿Qué claves le darías a un inversor para que este pudiera conocer su perfil de riesgo?

No soy asesor financiero, así que no voy a hablar aquí de los típicos parámetros de rentabilidad objetivo, afinidad/aversión al riesgo, horizonte temporal, salud financiera, etc. que salen siempre en todos esos cuestionarios de perfilado de riesgo automatizado.

Todo esto es muy importante, pero aquí voy a dar mi opinión en base a mi experiencia como inversor: lo fundamental, ante todo, más allá de todas esas preguntas prefabricadas es conocer tus límites: cuánto dinero te puedes permitir invertir, cuánto dinero estás preparado para perder, cuánto te tiembla el pulso cuando tus activos están por las nubes, cuánta disciplina tienes, cómo de crítico eres y cuánto te dejas influenciar por el ruido del mercado.

Aunque suene duro, probablemente la forma más eficaz y rápida para llegar a ese nivel de autoconocimiento es cometer errores, sufrirlos en tus propias carnes y aprender de ellos. Pero si buscamos un método menos doloroso, como mínimo deberíamos sentar una base sólida haciendo un buen ejercicio de introspección para tratar de visualizar nuestro perfil.

¿Cuáles son los pros y los contras de escoger P2P frente a P2B y viceversa?

Podríamos extendernos aquí largo y tendido, pero creo que en síntesis al final es una cuestión de riesgo/beneficio. La inversión en préstamos personales (P2P) tiende a presentar un potencial de rendimiento notablemente superior -he llegado a ver incluso rentabilidades de tres dígitos para el inversor en algunas operaciones en plataformas especializadas-, pero debemos ser conscientes de que el riesgo aparejado lógicamente será acorde con esas rentabilidades.

Los préstamos a empresas (P2B) por el contrario, suelen presentar rentabilidades más moderadas, pero a cambio, en principio, el riesgo debería ser menor. De hecho, muchas de estas operaciones -dependiendo del caso- presentan una serie de garantías subyacentes que -a pesar de no ser infalibles- son una capa extra que los préstamos P2P habitualmente no tienen.

Personalmente creo que en el equilibrio está la virtud. En mi cartera me gusta contar con un mix equilibrado que incluya y combine todas las clases de activos crowd.

¿Y del crowdequity frente al crowdlending dentro del terreno inmobiliario?

Pues a riesgo de repetirme, creo que de nuevo en esencia es una cuestión de risk/reward, aunque esta vez poniendo en manos del inversor la decisión de si quiere una operación normalmente con “parámetros controlados y acotados” como el interés y el plazo acordado en una operación de lending inmobiliario o si se siente cómodo con el abanico de posibilidades -y probablemente también incertidumbres- que ofrece la modalidad de crowdequity en cuanto a vencimiento, rentabilidad final, etc.

Es una cuestión de gustos y preferencias personales, no creo que haya per se una modalidad mejor que otra. A mí me gusta integrar ambas tipologías en mi portfolio para diversificar.

¿Qué consejo darías a todos aquellos que quieran diversificar su cartera?

Primero, elegir un buen mix de activos, que incluya diferentes tipologías de inversiones, sectores, países, etc. buscando una diversificación multicapa pensando en el largo plazo, y a continuación establecer un procedimiento robusto y sencillo de inversión y mantenimiento teniendo siempre la disciplina para ceñirse a él siguiendo la estrategia y los pesos de cartera marcados. En mi opinión, deberíamos evitar errores típicos como concentrar toda la inversión en un solo activo, en un solo país, e incluso en una sola divisa, etc.

En mi caso estoy construyendo un portfolio con más de una decena de activos base, desde fondos indexados hasta materias primas, pasando por inversiones alternativas como el crowdlending e incursiones de riesgo como criptomonedas o inversiones en startups. Si algún lector tiene curiosidad, puede echar un vistazo en TodoCrowdlending.

¿En qué aspectos debe fijarse un inversor al acceder a un marketplace en busca de proyectos interesantes?

Para empezar, debe fijarse en el marketplace o plataforma en sí: ¿Qué equipo humano tiene detrás? ¿Cómo realizan el proceso de selección y filtrado de oportunidades? ¿Es una entidad regulada? ¿Cómo es su atención al cliente? En este sentido, plataformas de calidad como CIVISLEND está claro que cuentan con ese plus de confianza que buscamos los inversores.

Una vez pasado ese filtro inicial a nivel marketplace, llega la hora de elegir los proyectos más interesantes, y aquí sí que entra más el criterio de cada inversor en particular. Habrá inversores que busquen una alta rentabilidad, otros inversores que prioricen factores como un horizonte temporal bajo para aumentar la liquidez de sus inversiones, otros que solo inviertan en proyectos de determinados promotores, ciudades, etc.

Personalmente trato de buscar siempre una relación óptima entre rentabilidad y riesgo y maximizar la diversificación incluso dentro de una misma plataforma.

Registrarme