Una vez terminadas las celebraciones navideñas, llega el momento de encarar el 2022 con fuerzas renovadas. Las primeras semanas del año siempre representan una buena oportunidad para marcarse determinados propósitos sobre inversión. Del mismo modo que muchos se comprometen a dejar de fumar o a ir regularmente al gimnasio, puedes asumir retos que tengan que ver con tu dinero y cómo sacarle el mejor rendimiento. Lo verdaderamente relevante es que tengas voluntad para ser constante.

Las finanzas personales necesitan de una buena base de conocimientos para tomar decisiones adecuadas a nuestra situación económica. La educación financiera es un pilar fundamental en nuestra sociedad, y las fuentes a las que podemos dirigirnos para recabar información y lograr hacer una planificación metódica de nuestro dinero son muy numerosas. Entre ellas, los podcasts se constituyen como una herramienta de fácil acceso, gratuita y enormemente práctica.

Si algo ha puesto de relevancia la pandemia en el seno del sector inmobiliario es la necesidad de converger hacia un modelo de negocio con la tecnología como pilar central. La disrupción tecnológica ya está en marcha, pero la hoja de ruta de cada empresa inmobiliaria respecto a la digitalización es diferente. La consolidación total de la digitalización dentro del sector, aunque ha tomado un fuerte impulso y camina a paso firme, aún tiene que desarrollarse más para dar respuesta a los retos futuros que tiene por delante.

Una de las máximas de la inversión es que la relación entre riesgo y rentabilidad es directamente proporcional. En este sentido, cuanto mayor es la incertidumbre respecto al comportamiento de un activo, más ganancias se esperan del mismo. Del mismo modo, cuanto más seguro es un producto financiero, menos retorno nos proporcionará. El binomio riesgo-rentabilidad también se aplica a la inversión en crowdfunding inmobiliario.

La industrialización ha llegado para quedarse. El sector inmobiliario está en plena transformación, por lo que la apuesta por la asimilación de metodologías innovadoras y sostenibles que permitan reducir costes sin perder calidad es absolutamente firme. La construcción industrializada permite acortar los plazos y reducir los costes, además de minimizar el impacto medioambiental.

Uno de los procesos fundamentales por los que debe pasar todo inversor es la toma de decisiones. Sea cual sea la opción elegida, al realizar esta selección estamos descartando el resto. Este rechazo da pie al denominado coste alternativo o de oportunidad, que es lo que se deja de ganar al llevar nuestro dinero por un camino en vez de por otro, es decir, el valor de la mejor opción no seleccionada.

Durante el confinamiento fuimos conscientes de lo que nos hacía feliz y lo que nos hacía sentir a disgusto dentro de nuestra propia casa. La promoción residencial acepta estas renovadas demandas como un reto. Adaptarse a las peticiones de los clientes es la máxima, así que los proyectos se configuran para dar respuesta a las mismas. La obra nueva que vendrá no tiene más remedio que asimilar este conjunto de tendencias para que las operaciones de venta sobre plano se cierren con éxito.

La desintermediación es el proceso por el cual el usuario final de un producto o servicio accede al mismo de forma directa a través del fabricante o proveedor, sin necesidad de intermediarios. Las plataformas dedicadas al crowdfunding inmobiliario son un claro ejemplo de desintermediación, ya que conectan promotores que buscan diversificar sus fuentes de financiación con inversores que tratan de optimizar su ahorro a través de la renta fija.

Dentro del sector inmobiliario, y más concretamente, dentro del mercado residencial, existen una serie de variables que actúan de termómetro de la actividad. La evolución de estos indicadores resulta fundamental para conocer el comportamiento de la vivienda. En CIVISLEND vamos a exponer en qué punto se encuentra cada uno de ellos para hacer una foto del estatus actual de la vivienda.

Si bien la banca sigue teniendo un peso muy importante en la deuda de los promotores, la financiación alternativa cuenta con un futuro muy prometedor para colaborar en el crecimiento del parque de vivienda disponible, y dentro de la misma, el crowdfunding inmobiliario. El endurecimiento de las condiciones para acceder al crédito promotor y la progresiva concentración bancaria favorecen esta tendencia.

Registrarme