La deuda pública de un país es el dinero que se pide prestado para cubrir el déficit del mismo. Estos recursos financieros son, junto a los impuestos y la creación de dinero, los métodos que emplea un estado para financiarse y pagar los altos costos de la administración. La emisión de deuda en España suele materializarse en letras, bonos y obligaciones gestionados por el Tesoro Público.

“La inversión es una necesidad más que una opción hoy en día para protegernos de la inflación” Jesús Arias es la cara visible de TodoCrowdlending, una web en la que comparte sus conocimientos financieros con la comunidad inversora y desvela algún que otro secreto para conseguir elevar el ahorro a otro nivel. Desde CIVISLEND hemos […]

Las vías alternativas de financiación empresarial surgieron como respuesta a la elevada bancarización de ciertos países. En España, durante la crisis económica, el cierre del crédito por parte de las entidades financieras sirvió de caldo de cultivo para el surgimiento de plataformas que ponían en contacto personas que necesitaban llevar a cabo un proyecto, negocio o campaña con personas que deseaban aportar sus recursos financieros para respaldarles. Se trataba de los inicios del crowdfunding en nuestro país.

La mejor arma para lidiar con un préstamo impagado en crowdlending es la prevención, y en caso de que ocurra finalmente, mantener la calma y confiar en los mecanismos que las plataformas son capaces de activar para que recuperemos nuestro capital y los intereses, ya sea de forma total o parcial.

El crowdlending va tomando cada vez más protagonismo en España. La financiación colectiva basada en los préstamos de particulares a empresas se está articulando por medio del surgimiento de plataformas que sirven de nexo de unión entre inversores que quieren obtener un rendimiento extra por sus ahorros y pymes que no hallan la respuesta que necesitan cuando recurren a la banca tradicional.

El inversor que comienza a dar sus primeros pasos dentro del crowdlending puede sentirse algo apabullado al principio debido a la gran cantidad de información que circula en Internet acerca de cómo funciona la financiación alternativa. En ocasiones, las supuestas sugerencias sobre cuánto y dónde invertir resultan confusas y contradictorias.

Desde CIVISLEND suscribimos la tesis de que la cautela es un buen aliado del buen inversor. Esta preocupación por los detalles no solo debe guiar los primeros pasos del inversor en crowdlending, sino que debe acompañarle siempre que tenga una cartera de préstamos activos.

Antes de comenzar a operar en el entorno de las plataformas dedicadas al crowdlending, hay que fijarse unos objetivos. A la hora de plasmarlos, S.M.A.R.T. es un acrónimo que puede ayudarnos. Se trata de una regla mnemoténica acuñada por George T. Doran a principios de los años 80.

Los seguidores del movimiento FIRE mantienen una postura de ahorro muy agresiva, sobrepasando en ocasiones la barrera del 50% de sus ingresos mensuales. Los ingresos pasivos que genera el crowdlending nos acercan a la independencia financiera.

El crowdlending es un vehículo de inversión plenamente regulado. Con el fin de evitar que los pequeños inversores minoristas queden expuestos a pérdidas que pondrían en peligro su estabilidad económica, la normativa impone límites al importe a invertir. De este modo, encontramos dos perfiles, el de inversor acreditado y el de no acreditado. La diferencia fundamental reside en los ingresos / patrimonio y conocimientos financieros.

Registrarme