Accediendo al panel

Aunque las últimas noticias sobre la COVID-19 dibujan un panorama esperanzador gracias al buen ritmo de vacunación, la incidencia acumulada y la ocupación de camas UCI nos avisan de que no hay que bajar la guardia. Existe un deseo compartido por parte de toda la sociedad de retomar la normalidad lo antes posible, pero la irrupción de la pandemia ha dejado un panorama económico desolador, en el que la destrucción de empleo y el cierre permanente de muchas empresas serán difícil de remontar. En un escenario así, la inversión inmobiliaria en pandemia mira hacia opciones alternativas, entre ellas, el crowdlending. Es por ello que CIVISLEND tiene mucho que ofrecer al inversor.

Opciones de inversión como las acciones bursátiles de las empresas cotizadas españolas se vieron muy afectadas por la llegada de la COVID-19

La rentabilidad de productos con un peso importante dentro de la mayoría de las carteras ha tenido fluctuaciones muy intensas. Las bolsas de valores de todo el mundo registraron caídas históricas en marzo de 2020, pero gracias a las políticas expansivas de los bancos centrales, han ido recuperándose, si bien la brecha entre los índices estadounidenses y europeos ha sido muy marcada, repuntando los primeros de forma extraordinaria. En el caso español, la fuerte dependencia hacia cotizadas del sector financiero y del turismo, así como la constante incertidumbre política, han hecho que el IBEX 35 cerrara 2020 con un ajuste del -15,45%, perdiendo 8.100 puntos y situándose a la cola del resto de índices de Europa.

inversion-inmobiliaria-en-pandemia

Además de la compra de acciones, otra de las opciones del inversor y que más ha calado en los perfiles menos expertos es el depósito bancario. Aunque la ápoca de esplendor de este tipo de ahorro hace mucho que quedó atrás, lo cierto es que los datos de Banco de España revelaron que los depósitos que las familias tenían dentro de las entidades alcanzaron los 919.100 millones de euros el pasado mes de febrero de 2021, la cifra más alta desde que el instituto emisor iniciara este registro en 1989. No solo el margen de beneficio de este producto ha caído para el inversor debido a los bajos tipos de interés; también para el banco, por eso se fomenta el trasvase de este capital hacia los fondos de inversión. En España, los más solicitados son los que tienen un nivel de riesgo medio, con una exposición moderada a la renta variable y comisiones notables. Ante este panorama, la financiación alternativa, como la que promueve CIVISLEND, va ganando adeptos entre los inversores de cualquier condición.

La tasa de ahorro de los españoles se disparó en 2020, lo que podría alentar la inversión inmobiliaria en pandemia, siempre y cuando exista cierta educación financiera

Una de las consecuencias esperadas del gran colapso sanitario fue la contracción del gasto. En momentos de dificultad económica, el consumo se reduce al mínimo con el fin de disponer de cierta capacidad de reacción. Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el conjunto del año 2020 la tasa de ahorro de los hogares se situó en el 14,8% de su renta disponible, ocho puntos y cinco décimas superior a la de 2019 y la más alta del histórico, iniciado en 1999. Sin duda, el confinamiento dentro de casa y las restricciones de movilidad tuvieron mucho que ver en el incremento de estas reservas, que alcanzaron la cifra total de 108.844 millones de euros.

ahorro en pandemia

Todo este ahorro paralizado genera pérdidas, puesto que el dinero pierde valor cada año debido a la inflación. Invertir en crowdlending es una forma rentabilizar ese capital. El gran obstáculo del inversor no profesional podría hallarse en las carencias relativas a cultura financiera, algo que lleva a tomar decisiones motivadas por terceras opiniones, sin analizar personalmente y al detalle los riesgos. De hecho, un documento de trabajo elaborado recientemente por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) admite que uno de cada cuatro españoles tiene a día de hoy unos conocimientos bajos o muy bajos sobre educación financiera, un aspecto que afecta de forma más intensa a la población de mayor edad. Sin embargo, la buena noticia es el 70% de los encuestados posee conocimientos medios o altos. En CIVISLEND cualquier usuario tiene pleno acceso a la información de los proyectos y nuestro equipo está siempre dispuesto a resolver cualquier duda.

El préstamo promotor por parte de la banca tradicional exige un nivel de preventas muy elevado. El crowdlending es una alternativa sencilla y eficaz

CIVISLEND está especializado en préstamos a empresas promotoras. Hay que recordar que el shock sanitario no ha pasado de puntillas por el sector inmobiliario, y al igual que en otros sectores, ha modificando rutinas firmemente asumidas. Las entidades bancarias siempre han jugado un papel fundamental a través del préstamo promotor. La anterior crisis ya hizo mella en el modelo tradicional de financiación, haciendo que los fondos de inversión extranjeros desplazaran al promotor privado, pero la expansión del coronavirus ha significado otra vuelta de tuerca a la obra nueva. La banca ha endurecido sus condiciones hasta el punto de exigir niveles de preventa que, en algunos casos concretos, alcanzan el 50%. En un contexto de destrucción de empleo, que dibuja un horizonte de morosidad al alza, la banca prefiere ser cautelosa y blindar sus márgenes, alejando el fantasma de las bajas de clientes en los nuevos desarrollos residenciales y de las bajadas de precio por parte del promotor para captar sustitutos.

sector inmobiliario COVID-19

Este escenario ha hecho que los promotores miren hacia otros métodos de financiación, no solo por el cada vez más escaso caudal de crédito que les proporciona la financiación tradicional, sino por su tendencia a la concentración, un peligro que anima con urgencia a buscar otras fuentes. Los pagarés y la emisión de bonos comienzan a despuntar, pero también se está haciendo un hueco el crowdlending. A través de estos préstamos es posible sacar adelante proyectos inmobiliarios que no necesitan un gran apalancamiento porque no cuentan con suficiente envergadura, y que encuentran dificultades a la hora de acudir a los cauces habituales para financiarse. En CIVISLEND apoyamos a este tipo de empresas acompañándolas durante parte o todo el proceso, al tiempo que damos la oportunidad al inversor de apostar por un valor refugio en plena pandemia: la vivienda.

Registrarme