Accediendo al panel

El sector inmobiliario ha demostrado ser una alternativa de inversión fuerte y al alza, incluso en tiempos de pandemia. Según los últimos datos relativos al Índice de Precios de Vivienda publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al segundo trimestre de 2021, los precios de la vivienda subieron casi dos puntos y medio respecto al trimestre anterior, pasando del 0,9% al 3,3%, su nivel más alto desde el cuarto trimestre de 2019.

Por lo otro lado, la vivienda sigue siendo un activo que presenta rendimientos aceptables. Así, el Banco de España reveló que la rentabilidad bruta del alquiler fue del 3,7% en el segundo trimestre del presente año, por encima de otros destinos clásicos y conservadores de los ahorros como la deuda pública o los depósitos, estancados en el 0,5%. De hecho, si además del alquiler, sumamos las plusvalías por la revalorización de la vivienda, la rentabilidad crece hasta el 7%.

En cualquier caso, invertir en ladrillo como valor refugio admite más modalidades que la simple compra de un inmueble con el que ampliar nuestro patrimonio y obtener una plusvalía. Se puede comprar para para reformar y sacar partido a través del alquiler. Igualmente, ya no es necesario realizar esta adquisición en solitario, puesto que el crowdequity posibilita que varios inversores sumen esfuerzos. Igualmente, podemos tomar parte del sector invirtiendo en préstamos a promotoras de obra nueva, que contemplan el crowdlending como una alternativa valiosa para tener financiación diversificada.

¿Crowdfunding inmobiliario o crowdlending inmobiliario? La diferencia está en que el primero supone la compra del inmueble entre varios inversores y el segundo un préstamo colectivo destinado a una promotora

Apostar tanto por la inversión en inmuebles como por la inversión en préstamos requiere de cierto nivel de ahorro y de que este capital no esté comprometido en el corto plazo. El instrumento a través del cual podemos optar a este método para el logro de ingresos pasivos son las plataformas de financiación participativa (PFP), que permitían adquirir un inmueble entre varios inversores y obtener rendimientos marcados por la revalorización. Asimismo, también hay plataformas que ponen en contacto inversores con promotores, publicando proyectos en un marketplace que buscan captar fondos.

Invertir en vivienda por medio del crowdequity a través de algunas de estas plataformas convierte a los que destinan fondos a las mismas en partícipes de una sociedad, como si fueran accionistas. Aunque existen diferentes fórmulas, las más extendidas son las que vuelcan la vivienda adquirida de forma colectiva al mercado del alquiler y las que la reforman para, posteriormente, venderla más cara. En estos casos, la rentabilidad siempre es aproximada.

La otra alternativa es el crowdlending, negocio al que se dedica CIVISLEND, y que se basa en la inversión en préstamos a promotores inmobiliarios. El usuario de la plataforma, en vez de comprar una parte de esa vivienda, presta dinero al promotor de obra nueva para que este compre el suelo y pueda iniciar su proyecto para, después, comercializarlo. Estos préstamos reportan al inversor unos intereses fijos que se conocen de antemano.

invertir en inmuebles o en préstamos

¿Cómo saber mi perfil de inversor? Descubrirlo es el paso previo para decidir en qué inmuebles o préstamos invertir. Los conservadores apostarán por activos bien situados para asegurarse una buena rentabilidad y un riesgo mínimo

Los motivos que pueden llevar al inversor a decantarse por una u otra opción son varios, pero sobre todos ellos domina el objetivo común de maximizar los ahorros disponibles y complementar un salario o pensión con el fin de tener una mayor libertad financiera. Hablamos de productos que ayudarán a tener una cartera de inversión equilibrada y que no son excluyentes de otros destinos como la bolsa o los fondos de inversión.

El perfil del inversor es uno de los factores que inclinaría la balanza hacia una u otra opción. Los más conservadores tratarán de buscar la inversión en propiedades situadas en zonas con una alta concentración de potenciales inquilinos y un horizonte de revalorización prácticamente asegurado. Una vivienda bien ubicada es siempre garantía de éxito, dada la alta rotación en alquiler, y también es un activo que generará una plusvalía muy interesante.

Igualmente, en lo que respecta a los préstamos, aceptarán de buen grado aquellos proyectos residenciales que afecten a emplazamientos plenamente consolidados y con altas expectativas de preventa. Además, se preocuparán de evaluar la trayectoria de la empresa, poniendo el acento en su capital social y en sus fondos propios. Igualmente, el nivel de preventas del proyecto aportará más seguridad en función de su porcentaje.

¿Cómo calcular el riesgo de la inversión? En CIVISLEND todos los proyectos publicados en el marketplace son analizados de forma exhaustiva, asignándoles un rating de riesgo que sirva de guía al inversor

Algo que debe tener claro cualquier inversor que dude entre estas dos alternativas es que ambas conllevan riesgos. Las plataformas realizan un excelente trabajo para que los interesados en la financiación participativa tengan toda la información y sean conscientes de las implicaciones. Además, algunas de ellas ofrecen al inversor garantías adicionales con el fin de prevenir los retrasos en el pago de interés, además de mecanismos de intervención en el caso de que se produzcan impagos.

En el crowdfunding inmobiliario, se elabora un plan de negocio con todos los detalles con el fin de que los accionistas conozcan el ciclo de la inversión del activo: si se reformará, si se pondrá directamente en alquiler, si se venderá cuando pase un determinado número de años, etc. Por su parte, en el crowdlending se realiza un estudio de viabilidad para que los responsables del proyecto demuestren su solvencia y su capacidad de pago. En CIVISLEND, todos los proyectos son calificados con un rating de riesgo que permite al inversor hacerse una idea de lo expuesta que está la inversión. Cuanto mayor es el riesgo, menor será la rentabilidad. En cualquier caso, con el crowdlending se conocer cuál será el rendimiento de los fondos invertidos a través de la plataforma desde el primer momento.

Si quieres saber más acerca del crowdlending inmobiliario, no te pierdas la guía práctica que CIVISLEND ha preparado para ti.

Registrarme